Ubicación

 

 

A lo largo de la Quebrada de Humahuaca destacan Purmamarca, el cerro de los Siete Colores y el paseo de Los Colorados; 

La Posta de Hornillos repleta de historia, testigo y cobijo en las luchas de nuestra gesta emancipadora;

Maimará, su Paleta del Pintor, y sus cultivos en innumerables pequeñas fincas;

Tilcara, casi cosmopolita, su famoso Pucara, y los caprichosos accidentes montañosos;

Uquía, el valiosísimo patrimonio pictórico colonial que custodia en su pequeña capilla:

Los Ángeles Arcabuceros, y sus casi intactas características de los pueblos coloniales de antaño;

y ya en Humahuaca la sobrecogedora belleza de su iglesia que luce con humildad el deslumbrante altar recamado en oro por la hábiles manos de los artesanos nativos en tiempos coloniales, la multicolor serranía de Hornocal, las pinturas rupestres de Sapagua, el complejo arqueológico de Incacueva, los andenes de cultivo precolombinos en Coctaca.

Hostería Los Airampos